Underwriters Laboratories es una consultoría de seguridad y certificación de la empresa con sede en Northbrook, Illinois, tiene oficinas en 46 países.

UL se estableció en 1894 y ha participado en el análisis de la seguridad de muchas de las nuevas tecnologías del siglo pasado, en particular la adopción pública de la electricidad y la elaboración de normas de seguridad para los aparatos y componentes eléctricos.

UL ofrece certificación relacionada con la seguridad, validación, pruebas, inspección, auditoría, asesoría y capacitación de servicios a una amplia gama de clientes, incluyendo a fabricantes, minoristas, hacedores de políticas, reguladores, empresas de servicios y los consumidores.

UL es una de varias empresas autorizadas para llevar a cabo pruebas de seguridad por la Agencia Federal Estadounidense Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA).

OSHA mantiene una lista de laboratorios aprobados, que se denominan laboratorios de pruebas reconocidos a nivel nacional (Nationally Recognized Testing Laboratories).

Para los filtros de aire de tipo HVAC y HEPA, la norma UL 900 establece límites de humo e inflamabilidad para los filtros de aire limpios.
Las exigencias o las pruebas para determinar la cantidad de humo generado y la combustibilidad de las medias filtrantes en filtros tanto lavables como desechables son las mismas.
La Certificación ANSI/UL900 es cuando un filtro que está limpio, por exposición al fuego ardera moderadamente o emitirá cantidades de humo o ambas; para obtener la clasificación el filtro no deberá producir llamas o chispas cuando se someten a una prueba de exposición a la flama y no deberá causar su propagación en un área mayor a 9 pulgadas cuadradas cuando se descompone así como tampoco sobrepasara la curva de tiempo la densidad del humo.

Si la muestra enviada al laboratorio pasa los criterios de la norma, recibe entonces la clasificación y puede utilizar la etiqueta UL. La clasificación de filtros UL aprobados se puede consultar en el Internet para todos los fabricantes.

En el pasado los filtros de aire que recibieron una calificación aceptable bajo UL 900 fueron enumerados en clasificaciones; Clase 1 y Clase 2

Clase 1: Eran los filtros que estando limpios no contribuían a la combustión cuando eran atacados por la llama y emitían sólo cantidades insignificantes de humo.

Clase 2: Eran los filtros que estando limpios se quemaban moderadamente cuando eran atacados por la llama o emitían cantidades moderadas de humo o ambos En Noviembre del 2009 UL emitió una revisión a la norma quitando las referencias de Clase 1 y Clase 2 de la norma; efectiva el 31 de mayo 2012. Los filtros UL 900 ahora se marcan simplemente como “Clasificación UL”

El método de prueba UL 900 sigue siendo el mismo, excepto que no hay distinción entre las clasificaciones.

La certificación solo es aplicable para los filtros en limpios, La combustibilidad y la generación de humo de un filtro después de un período de servicio dependerá en una parte de la naturaleza y cantidad del contaminante recogido.

Prueba de exposición a la flama

En esta prueba el filtro es colocado en una sección de conducto definida con precisión y unido a un soplador capaz de suministrar una cantidad específica de aire contra la resistencia ofrecida por el filtro sometido a la prueba y por el sistema de conductos.

Esta prueba en conducto de aire está estandarizada a 220 fpm. Independientemente del caudal para el cual se diseñó el filtro originalmente.

Un quemador de gas de boquilla múltiple está situado a 18 pulgadas arriba del filtro de prueba, la velocidad de combustión de gas es de 4000 BTU / min, una sección de conducto de aproximadamente 8 pies de largo después del filtro.

El extremo de salida de esta sección contiene dos orificios opuestos a través de los cuales un haz de luz situado por encima del conducto puede enfocarse en una celda fotoeléctrica por debajo del conducto.

Este dispositivo mide la cantidad de humo generado, registrando la reducción en la intensidad del haz de luz a medida que pasa a través de cualquier humo generado durante la prueba.

Prueba de flama en un punto

Consiste en un quemador de bunsen descrito con precisión ajustado para producir una llama oxidante claramente definida de 6 pulgadas de alto.

Un dispositivo de sujeción soporta las muestras de cada parte de la media filtrante o un filtro de aire de 3 pulgadas por encima de la parte superior del barril del quemador, donde se expone durante 1 minuto Se efectúan observaciones y se registra cualquier llama o conato en la muestra de ensayo o producción de chispas.

Por: Antonio Alvarado Asesor Comercial Monterrey

En Air Quality de México nos preocupamos por ti y por tu inversión; acércate con nosotros para recomendarte la mejor opción de acuerdo a tu aplicación, ¿quieres cuidar tu inversión y alargar la vida de tus filtros? Nosotros te decimos cómo.