Por Roberto Bandera / Asesor comercial DCMX

En la mayoría de los procesos industriales se genera una cierta cantidad de polvo o partículas contaminantes. El Inhalar estas cantidades de cualquier polvo es dañino a pesar de que el cuerpo humano tiene diferentes mecanismos naturales de defensa. Por esta razón se han desarrollados los sistemas de colección de polvos que consiste en extraer aire con partículas de polvos o de materiales varios de un proceso, direccionando el flujo de aire extraído hacia un dispositivo de filtrado, el cual separa los polvos o partículas de materiales de la corriente de aire que es enviada luego hacia la atmósfera. Estos sistemas también controlan las áreas con polvos fugitivos donde la salud, higiene, limpieza y el medio ambiente pueden verse afectados.

Porque controlar los polvos fugitivos

  • Para protección del personal.
  • Mejorar el ambiente de trabajo.
  • Evitar las atmosferas explosivas
  • Cumplir con las legislaciones ambientales
  • Evitar el daño de equipos a causa del polvo.

Colectores de polvo

Un sistema de colección de polvos son sistemas que mejoran la calidad del aire liberado por los procesos industriales o comerciales, son útiles tanto para evitar contaminación como en recuperación de materiales mediante la recolección de polvos. Su operación es automática, muy sencilla, con consumos de energía moderados y no requiere supervisión para su operación, así como tampoco mantenimientos especializados, cumpliendo con las normas oficiales de calidad del aire, con una eficiencia superior al 99%, en la filtración de polvos y partículas que se capturan.

Un buen colector de polvo requiere un sistema completo que capture, colecte y descargue eficientemente las emisiones de distintos tipos de procesos industriales.

La primera prioridad en la planificación de un sistema de recolección de polvo debe ser determinar la información básica del proyecto, tan completa como sea posible. Esta debe incluir características específicas acerca del polvo que será recolectado, corrientes de aire o gas, así como también los límites aceptables de emisiones, la ubicación y requisitos de la planta.

Sus aplicaciones se pueden aplicar en la industria:

  • Minera
  • Metal mecánica
  • Fundición
  • Química
  • Cementera
  • Maderera
  • Farmacéutica
  • Cerámica.
  • Fertilizantes
  • Plástica.
  • Papelera

En cada una de las industrias que se mencionaron, el aspecto de la colección de polvo es diversa y única; por lo tanto, es importante entender no solamente los polvos que se están generando sino además cómo es qué sus procesos crean dichos polvos. Más allá de sólo determinar el volumen de aire requerido para capturar y controlar al polvo creado en su proceso, se debe de entender y definir todas las necesidades en la operación.

Al conocer los detalles de la operación, se puede tomar mejores decisiones para la colección de polvos, lo que ayudará en la selección del colector de polvos adecuado.

Las características de la corriente de aire tienen un significativo impacto en la selección del equipo, y a veces mayor, que las características del polvo. La combinación de las características del polvo y de la corriente de aire, pueden hacer, en ocasiones, que la selección de un colector de polvos, sea todo un reto. Veamos las características más comunes de la corriente de aire, y su impacto en la selección del colector de polvos más apropiado: temperatura, humedad, y la parte química.

Temperatura

Temperatura, especialmente la alta temperatura, afecta, no solo la selección del medio filtrante, sino, además, los materiales de construcción del colector, así como el estilo del filtro mismo (mangas o cartuchos, por ejemplo). La temperatura puede influir en el método de limpieza y su reacondicionamiento del sistema de limpieza de filtros, y el área de filtración total requerida. El área filtrante requerida está dada por el volumen de aire y una razonable velocidad de filtración, normalmente referida como AMR, por sus siglas en inglés (Air-to-Media Ratio). Generalmente, condiciones de más alta temperatura, requieren velocidades de filtración más conservadoras.

Humedad

Altos niveles de humedad pueden tener efectos tanto negativos como positivos en el comportamiento de los colectores de polvos. Cuando se tienen contenidos de humedad más altos, se deben tomar precauciones para prevenir la condensación, no solo en los filtros, sino también en las paredes internas del colector y tolva, para evitar el efecto obvio de la interacción de la humedad con el polvo (lodos). Es difícil, o casi imposible, evacuar lodos de un medio filtrante mediante el sistema de disparo neumático (pulse jet), o mediante el sacudido mecánico. Es aún más difícil obtener movimiento de aire a través de lodo, de ahí lo valioso de mantener la temperatura en el interior del colector, por encima del punto de rocío o de humedad.

Quimica de los materiales

Química es un término muy amplio que acompaña a una multitud de contaminantes, los más comunes siendo gases ácidos, pero también incluyen compuestos condensables, hidrocarburos, Compuestos Volátiles Orgánicos (VOC), y otros. Compuestos que forman ácidos, tales como Óxidos de Azufre (SOx) y Cloro (Cl), sub-productos de combustión, están incluidos en este grupo. Estos compuestos, cuando se combinan con humedad (también un sub-producto de la combustión), tienen el potencial de formar ácido, cuando las temperaturas dentro del sistema caen por debajo del punto de rocío. Cada uno de éstos presenta retos importantes en materiales de construcción, recubrimientos de superficie, aislamiento, y selección del medio filtrante.

Para hacer una selección apropiada equipos para aplicaciones con corrientes de aire complejas, las características completas de la corriente de aire deben ser muy bien conocidas con el objetivo de prevenir sorpresas durante el arranque y operación.

Principio de operación de los colectores de polvos.

Su principio fundamental está basado en hacer pasar el aire contaminado a través de una tela filtrante, las partículas grandes pierden velocidad y se depositan en la tolva y las partículas pequeñas siguen en la corriente de aire adhiriéndose en la superficie y en la parte intermedia de la tela, logrando de esa manera la separación de estas de la corriente de aire; luego el aire limpio es expulsado a la atmosfera.

Tipos de colectores de polvos

Colector de mangas

Los colectores para polvo con filtros de manga se han utilizado para la recolección de polvo industrial por más de 50 años proporcionando una gama completa de soluciones, ya que existen una gama muy amplia de materiales con que se fabrican las bolsas, desde polvo molesto a cargas de polvo extremadamente pesadas.

Están diseñados para un volumen de aire alto, además de trabajar con algunos factores como: temperatura máxima, resistencia a la abrasión, resistencia a ácidos, resistencia a la tensión y resistencia a álcalis. Las aplicaciones más comunes son: carpintería, cemento, granos, químicos, fundiciones y procesamiento de alimentos, entre otras.

  • Eficiencia: 99% para partículas de 1 micra.
  • Temperaturas: gases hasta 260°C

Air Quality de México está a la vanguardia de la tecnología de filtros tipo bolsa. Para la variedad más amplia de filtros de manga para cualquier colector para polvo con filtros de manga.

Colector de cartuchos

La tecnología de colectores de cartucho ofrece excelentes beneficios y ventajas. Dada su baja altura y peso, permiten instalarse en áreas dentro y fuera de su planta en espacios más reducidos, a comparación de los colectores de bolsas. El área de filtrado de cada cartucho es equivalente aproximadamente a 6 bolsas de 5 pulgadas de diámetro por 10 pies de largo, esto nos indica claramente el beneficio en tiempo de mantenimiento para el cambio de los mismos comparado contra las bolsas.

Las soluciones que Air Quality de México te ofrece incluyen:
DuraShield®: filtro mezclado con la capa de la superficie externa y desempeño MERV 15. El cartucho del filtro MERV15 contiene un sustrato mezclado de poliéster/celulosa con una capa externa de meltblown patentado de Nanofibra.
MagnaKlean™: medio totalmente sintético. El filtro de cartucho mezclado con nuestro medio de poliéster sintético y fibra de vidrio
DuraKlean™: mezcla de celulosa y fibras de poliéster sintéticas. Los filtros de cartucho con nuestro medio mezclado de celulosa estándar y poliéster

En Air Quality de México nos preocupamos por ti y por tu inversión; acércate con nosotros para recomendarte la mejor opción de acuerdo a tu aplicación, ¿quieres cuidar tu inversión, alargar la vida de tus filtros? Nosotros te decimos cómo.